SIENTE LA FRESCURA DE LIBERAR TU PIEL

SCHICK PARA MUJER

AFÉITATE COMO QUIERAS Y LIBERA TU PIEL

SCHICK PARA HOMBRE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE
Hombre / Mujer

Schick

Libera tu piel

Quién extraña la barbería cuando puede tener una en casa. ¿Cómo? Siguiendo 10 pasos guiados por expertos senseis de la barba.

 

Mantenlo simple

Considera esta introducción como un bonustrack de la afeitada y convierte este consejo en un mantra que te evitará la irritación y las malas pasadas: “mantenlo simple”, sin complicaciones, directo al grano.

1. Bienvenido al mundo de la exfoliación

Puede que sea la primera vez en tu vida que vayas a exfoliar tu barba por tu propia cuenta, de hecho, puede ser la primera vez que escuches que existe la exfoliación para la barba; sin embargo, te aseguramos después de probar, no será la última. Este es el inicio fundamenta para una afeitada suave ya que retira las células muertas de tu rostro y permite que la cuchilla se deslice sin problema.

¿Cómo lo haces? Puedes utilizar un gel exfoliante acorde a tu tipo de piel. De no tenerlo, puedes utilizar jabón y azúcar de cocina. Lo mezclas, lo aplicas, masajeas y listo,

2. La toalla húmeda

Lo que más extrañamos de ir a la barbería es esa toalla húmeda y tibia en nuestro rostro… Pero tranquilos, con Schick volvemos a tener esa experiencia y en casa. Solo tienes que sumergir una toalla de manos en agua tibia (también puede ser una camiseta vieja), exprimirla y enrollara en tu rostro, ¡fácil!

3. Un masaje

La cosa cada vez se pone mejor y este tip seguro lo disfrutarás. Lo único que tienes que hacer es tomar un poco crema facial (aceite) y hacer un masaje por todo tu rostro (barba y bigote). Así, tu piel quedará muy suave para la afeitada.

4. Limpiador facial

Después del masaje, utiliza un limpiador facial y enjuágate con tus manos por unos 2 o 3 minutos, con movimientos fuertes para estimular la piel.

5. Espuma para afeitar

En este punto es posible que sientas tu piel muy, pero muy suave. Aún así, te recomendamos utilizar una crema o espuma para afeitar. La sensación será mucho más cómoda.

6. Momento de la afeitada

Ahora sí. Estás listo para sacar tu cuchilla y realizar una afeitada muy suave. Te recomendamos una máquina que no irrita tu piel, recuerda que a mayor número de hojas menos pasadas y menor irritación, por eso nuestra recomendada de hoy es Quattro Titanium, que te dará una afeitada más suave y al ras, además la Quatrro Titanium tiene dos bandas y una lubricante para un mejor deslizamiento. Recuerda hacer movimientos en el sentido que crece el pelo, así el corte será más profundo, limpio y evitarás irritaciones.

7. El bigote para el final

Si eras de los que empezaba por el bigote, nuestro tip es que cambies el orden, en esta ocasión sí altera el resultado. El pelo que está encima del labio suele ser de mayor dureza, por ello, si lo dejas para el final habrá perdido resistencia gracias a la espuma de afeitar.

8. Toalla fría

En un tazón pon agua fría y sumerge una toalla de manos o camiseta, luego exprímela y enróllala en tu rostro. La sensación después de la afeitada será refrescante y seguro querrás hacerlo siempre que puedas.

9. Humectación 

Ya tienes el look, ahora tienes que cuidarlo. Utiliza un aftershave o loción hidratante, así evitarás la irritación. En este caso, te recomendamos que evites productos con alcohol, ya que resecarán tu piel y perderás la suavidad ganada. Al utilizar la crema hidratante, puedes volver a enrollar tu rostro en una toalla húmeda con agua tibia, así el producto hará un mejor trabajo.

10. Deja tu piel descansar

Así tengas más tiempo al estar en casa, en Schick te recomendamos evitar afeitarte todos los días. La piel sufre y pierde su hidratación natural.