SIENTE LA FRESCURA DE LIBERAR TU PIEL

SCHICK PARA MUJER

AFÉITATE COMO QUIERAS Y LIBERA TU PIEL

SCHICK PARA HOMBRE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE
Hombre / Mujer

Schick

Libera tu piel

En Schick sabemos que existen mil looks diferentes de barbas; sin embargo, estamos seguros de que lo importante es encontrar el punto exacto que a ti te gusta y aquí te damos 5 consejos que te ayudarán a tener el afeitado perfecto, adecuado a tu propio estilo.

1. Elige tu herramienta con sabiduría   

¿Has tenido algún día la barba perfecta, pero no sabes cómo mantenerla? Pues bien, el punto de partida es encontrar una herramienta que se adecúe a lo que quieres y entre las opciones están la cuchilla y la máquina eléctrica, ¿cuál usar? Cada una cumple un objetivo distinto.

  • La cuchilla te ayuda a definir y marcar zonas, como también dejar cortes a ras. Máquinas de afeitar como la Quattro Titanium son ideales, ya que cuentan con una hoja adicional, ayudándote a la precisión.
  • La máquina eléctrica, es ideal para que tengas el largo que buscas (si te gusta tener ya sea la barba o el bigote crecido).

Extra: Si quieres mantenerla siempre igual, te recomendamos afeitarte en la noche, para que tu barba crezca mientras duermes. Así parecerá que tu look se mantiene igual siempre.

2. Preparación ideal

Parece que te estuviéramos dando consejos para convertirte en samurái y digamos que, en cierto sentido, te estas convirtiendo en un maestro de tu propio look y en este punto, los elementos que usas para afeitarte son clave.

  • Mantén cerca tu crema de afeitar.
  • Evita productos con alcohol para evitar irritación y resequedad.
  • Productos como el aloe y vitaminas son buenos para tu piel.
  • Utiliza una máquina con más hojas: entre más hojas, menos pasadas, por ende, menos irritación y una afeitada más al ras.

(Te puede interesar: 10 tips para una afeitada suave)

3. Aprende la longitud que buscas

No a todos nos crece el pelo o la barba de la misma forma. A algunos más rápido, a otros, más despacio. Después de una afeitada cuenta el tiempo que tarda en crecer la barba y llegar al punto ideal. Luego, para dejar ese largo puedes buscar elementos que te pueden ayudar:

  • Peines niveladores
  • Máquina con recortador por puntos

Ajusta las longitudes de acuerdo a tus expectativas. Si no quieres afeitarte todos los días para mantener el nivel que quieres, puedes hacerlo en las noches y cortar un poco más de lo que quieres, así el nivel se mantendrá en el punto exacto durante el día.

4. La maestría está en la técnica

La técnica no solo es el cómo, también se refiera al cuándo y afeitarse después de tomar una ducha caliente, es el momento ideal ya que los poros de tu piel están abiertos y los vellos más gruesos han sido suavizados. Ahora, cuando ya estés frente al espejo realiza movimientos largos y uniformes, siempre en dirección del crecimiento del pelo, así evitarás irritaciones.

5. Cuidado con los bordes

Este punto es como volver a primaria: “no te salgas de la línea” y en este caso esa advertencia sí que es importante. Al cuidar las líneas en tus mejillas o en el cuello, tu afeitada se verá limpia, prácticamente de barbería. Utiliza una máquina que se adapte a tus curvas y se convierta en una herramienta ideal para delinear tu look.

Con Schick tendrás el look que siempre has querido.