SIENTE LA FRESCURA DE LIBERAR TU PIEL

SCHICK PARA MUJER

AFÉITATE COMO QUIERAS Y LIBERA TU PIEL

SCHICK PARA HOMBRE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE
Hombre / Mujer

Schick

Libera tu piel

<< Volver febrero 27 / Running

Lesiones comunes en marathoners no marathoners

¿Qué pensarías si te dijeran que los deportistas aficionados sufren más lesiones que los profesionales? Si crees que es falso, estás equivocado ya que, según la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, es un hecho.

Lo bueno de esta noticia es que los lesionados no estamos solos, somos muchos, muchísimos y estamos en esa condición principalmente por ser “guerreros de fin de semana”, es decir, deportistas que nos entrenamos solo durante ese período de tiempo.

Tranquilo, para todo hay solución y en Schick te vamos a mostrar las lesiones deportivas más comunes en marathoners y te daremos una guía para evitarlas.  

La novatada del running

Empezamos el año en marzo con el objetivo de mejorar el tiempo del último maratón: “correr o morir en el intento”, lo que está muy bien; sin embargo, los runners y marathoners son número uno en las listas de urgencias por las lesiones repetidas gracias a su determinación.

Muchas veces la falta de técnica, el sobre peso y el exceso de rutinas de entrenamiento son los causantes de los males. Al correr, los impactos del cuerpo con el suelo, afectan directamente a los corredores: huesos, articulaciones y músculos son las bestias negras pos entrenamiento.

Esta bien que queramos devorarnos el mundo y casi que conocerlo corriendo, pero hay que saber llevar el paso para que los calambres no nos pongan en cama y las articulaciones como las rodillas y los tobillos, no supliquen ante el dolor.

Cómo evitar las lesiones

Ya lo debes intuir: la preparación es clave en tu progreso. Sabemos que te imaginas una competencia entre runner vs. marathoner, en donde tú eres los dos y siempre ganas. Pues bien, para llegar ahí hay que ir paso a paso.

Al iniciar tu entrenamiento turna la caminata con la carrera, ve preparando tus músculos para que no haya un desgaste radical al comienzo.

Por otro lado, sabemos que tu ímpetu te arrastra y el deseo de salir a correr todos los días desborda tu cuerpo. Aún así, debes tener descanso y no trotar o correr todos los días, así podrás recuperarte y no provocar lesiones graves.

A todo esto, súmale una alimentación balanceada que te suministre lo necesario ante el desgaste normal del ejercicio.

Otros trucos

Algunas de las lesiones más comunes de un corredor son la periostitis tibial, la fascitis plantar y el síndrome iliotibial, nombres que solo querrás escuchar en artículos médicos muy específicos.

Para que no sean parte de tu lenguaje, te dejamos otros tips: 

  • Elige zapatos para correr adecuados.
  • Evita altas o muy bajas temperaturas, te lo agradecerá tu pecho y tus músculos. 
  • Hidrátate todo el tiempo: es un consejo de mamá, pero es clave para que tus músculos no se desgasten de más.
  • Presta mucha atención por la superficie en donde corres, si puedes analízala antes, así podrás elegir un calzado más adecuado y evitar caídas o torcidas de pie.

Mantén tu modo corredor controlado y mantén tu pasión marathoner siempre activa con Schick.