SIENTE LA FRESCURA DE LIBERAR TU PIEL

SCHICK PARA MUJER

AFÉITATE COMO QUIERAS Y LIBERA TU PIEL

SCHICK PARA HOMBRE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE

VIVE A TU MANERA

A TU GENERACIÓN

DINOS TU
EDAD
SIGUIENTE

A TU ESTILO

ESCOGE TU
ESTILO


SIGUIENTE

A TU RITMO

ESCOGE TUS 3 GÉNEROS FAVORITOS
SIGUIENTE
Hombre / Mujer

Schick

Libera tu piel

<< Volver febrero 27 / Baloncesto

Que tus lanzamientos vayan más allá de la canasta de basura

Puede que en el basquetbol la definición no lo sea todo, pero vaya qué sí es importante. Solo imagínatelo: estás jugando una “21” con tus amigos, vas ganando por dos puntos y justo antes de anotar la cesta que te falta, te gardean, pierdes la bola y quien la recupera lanza y tres puntos para la historia… esta no fue la ocasión de tu victoria. 

En Schick queremos que tus lanzamientos sean tan suaves como nuestras afeitadas y por ello te damos 5 consejos que te convertirán en el Reggie Miller de tu barrio.

Lanzamientos infalibles

Que tus manos se conviertan en guía de un score perfecto depende de ti, pero antes recuerda al gran Michael Jordan: “el talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”, así que no te obsesiones con en esos “tres puntos”.

1. Mantén tus ojos en el objetivo

Suena evidente, pero en un partido de básquet, así sea amistoso, nada lo es. Más allá de la presión, de la exigencia y el cansancio, no desenfoques tu mirada del aro. Es muy común que el vuelo de la pelota te entretenga, ¡evítalo! Fija la vista en tu objetivo, hasta que el lanzamiento termine.

2. Balance y postura

Parece un consejo de “Karate Kid”, pero tiene mucho sentido. En el momento de lanzar mantén tus pies separados en paralelo a tus hombros, dejando las rodillas flexionadas. Si no te sientes cómodo de esa manera, deja tu pie de tiro adelante y el otro atrás. ¡Nada de perder la concentración!

3. Desarrolla un agarre correcto

Sostener la bola correctamente es un punto fundamental. Deja tus dedos separados, de forma en que el balón pueda estar ubicado en una sola mano. Al lanzar, la pelota debe estar soportada en las almohadillas de tus dedos para luego hacer un movimiento de muñeca ideal.

4.  Suave como Schick

Es el momento definitivo, hay que lanzar  y es ahora o nunca. Pues bien, ubica la bola adelante tuyo, nunca atrás de la cabeza. Sigue los anteriores pasos, coordinando un movimiento que te haga sentir orgulloso. Deja el codo y la muñeca expandida y en línea recta, mirando hacia la canasta… ¡De tres!  

5. Siempre correcto nunca incorrecto

Corregir tu tiro es fundamental para volverte cada vez mejor. Así que, si te das cuenta de algún mal hábito, sácalo rápido de tu técnica, de lo contrario estará pegado a ti por siempre.

Con Schick tus afeitadas son más suaves y ahora también lo serán tus lanzamientos.